enes
enes

Cómo comenzó todo

“En 10 años rescatando vidas, nunca viví un día como ese”

Aquel domingo de agosto por la mañana, mi socio Kike y yo nos disponíamos a sacar la moto de agua antes de empezar nuestra jornada como socorristas en la playa de Puerto de Sagunto.

Un amigo pescador regresaba de su jornada y aún recuerdo perfectamente sus palabras: “Hoy, chicos, vais a tener trabajo”.

De repente, a unos 200 metros, vimos a un niño de unos 10 años absorbido por la corriente, y un hombre nadaba desesperadamente hacia él tratando de rescatarlo.

Acudimos rápidamente al lugar, y en esta ocasión todo salió bien. Los subimos a la moto de agua, los acercamos a la orilla, sacudimos la adrenalina y nos sentimos felices por haber podido ayudar a aquel padre e hijo que luchaban angustiosamente contra el mar.

Pero la jornada apenas empezaba y sabíamos que no iba a ser un buen día. El mar estaba furioso y traicionero.
Nos pusimos en marcha de nuevo para realizar una patrulla rápida sobre nuestra playa y allí, a unos 300 metros, volvimos a ver una persona en problemas. Era una anciana de unos 70 años.

Rápidamente salimos a su encuentro pero a medida que nos acercábamos, ella iba desistiendo en sus movimientos. Ya no tenía fuerzas para luchar.

Cuando llegamos la mujer se encontraba ya inmóvil en el agua. Se había ahogado delante de nosotros.
La subimos rápidamente a la moto y llegamos muy veloces a la orilla, pero ya no tenía constantes vitales y nadie de los allí presentes (socorristas, personal médico…) pudo hacer nada por ella.

Al principio quedamos en shock, como es natural. Presenciar una muerte así es algo muy doloroso para quienes nos dedicamos a salvar vidas.

Pero lejos de generarnos un trauma, empezamos a preguntarnos: “¿Qué podemos hacer para evitarlo?”
Esta pregunta se volvió casi una obsesión para nosotros. Nos acompañó durante mucho tiempo.
“Rapidez”, dijo un día Kike. “Debemos ser más rápidos. Es la única forma.”

Y tenía razón. Era obvio que si hubiéramos sido más rápidos, podríamos haber llegado a esa persona antes. Pero, ¿cómo?

La respuesta estaba en el aire.

Si contáramos con un dron, podríamos ir por el aire, llevar un flotador y entregárselo a la persona en problemas. No tendríamos que sortear olas y luchar contra el mar enfurecido, y podríamos llegar en línea recta. Eso acortaría los tiempos.

Además, el dron podría sobrevolar y controlar la playa en las horas críticas para realizar tareas de prevención.
Parecía la solución perfecta, así que aquel verano entero lo pasamos imaginando nuestro dron. Cada día, al salir de nuestro servicio, le dábamos forma al dron en nuestra mente.

Unos meses después conseguimos que un amigo nos prestara su garaje para empezar a trabajar en nuestros diseños. Y poco después logramos milagrosamente un préstamo bancario de 10.000 euros.
Un año más tarde, después de miles de horas de trabajo y dedicación, nació nuestro primer prototipo.
Los primeros simulacros los realizamos en aquella misma playa donde vimos morir a la anciana. Y de nuevo, en ese mismo lugar, en el año 2017, nuestro dron realizó el primer servicio de salvamento.
Pero el clímax de la historia llegó en 2018. Todas las condiciones del día fatídico parecían repetirse: era una mañana de agosto, estábamos en aquel mismo mar que se llevó para siempre a la anciana, y sus aguas estaban más rabiosas y traicioneras que nunca.

Pero esta vez estábamos preparados. Cuando quiso tragarse a una joven bañista, nuestro dron llegó un minuto y 33 segundos antes que la moto de agua, y salvamos su vida.
Nuestro sueño se había cumplido.

Fue un día muy emotivo. Kike y yo estábamos al borde de las lágrimas. Pero supimos que aquello era solo el comienzo.

Hoy, nuestro Auxdron LFG ha salvado las vidas de cientos de personas, pero nosotros tenemos un sueño aún mayor: ayudar a equipos de rescate y bañistas de todos los rincones del mundo.

¿Veremos nuestro sueño cumplido? Difícil de decir, pero no vamos a detenernos hasta lograrlo. Y eso, de alguna forma, ya es una victoria.

Descubre todas las historias que

General Drones tiene para ti

Historia 01

Estamos recopilando las historias más memorables, pronto podréis leerlas, estad atent@s.

Historia 02

Estamos recopilando las historias más memorables, pronto podréis leerlas, estad atent@s.