es
es

Te explicamos cómo es la comunicación de los equipos de salvamento en playas

En el sector de las emergencias, la comunicación es el factor clave para que la intervención en el auxilio de una persona en apuros sea un éxito.

Como así lo es en el ámbito del salvamento y socorrismo en playas. Establecer contacto y transmitir información al momento entre los diferentes agentes involucrados llega a ser vital para salvar una vida.

En la playa, no solo hablamos de la comunicación en lo que a las intervenciones se refiere, también en las diferentes acciones que el equipo de SOS lleva a cabo en sus variadas funciones, tales como proteger y vigilar. Y es que, anticiparse a la situación de peligro e informar de ello, es fundamental para que el bañista disfrute de un baño seguro. 

La importancia del intercambio de mensajes y la fluidez de ellos nos lleva a resaltar la necesidad de los canales y la forma de transmisión.

Por tanto, tenemos que conocer los elementos existentes en el proceso de comunicación

  1. Emisor: Persona que pretende comunicar o transmitir un mensaje.
  2. Mensaje: El contenido informativo que el emisor envía al receptor.
  3. Canal: Elemento que conecta al emisor y el receptor. Ej.: Canal 9.
  4. Receptor: Persona que recibe el mensaje a través del canal y lo interpreta.
  5. Código: Es un conjunto de signos que se utilizan para codificar el mensaje. En la comunicación es fundamental que el emisor y receptor conozcan y utilicen el mismo código. Ej.: Código Morse.
  6. Contexto: Relación que se establece entre las palabras de un mensaje y que nos aclaran y facilitan la comprensión de lo que se quiere expresar.

Comunicación verbal y no verbal

A continuación, hablemos de la comunicación verbal y no verbal.

En la comunicación no verbal debemos lograr transmitir seguridad al receptor, en este caso a un bañista que pueda estar en apuros. Debemos tener en cuenta la voz en cuanto al tono, su focalización, el ritmo y timbre, la fluidez y, por último, su potencia. Ello trasladará al bañista la confianza necesaria para que la información que queramos transmitir le llegue satisfactoriamente.

También, la elección de las palabras que construyen el mensaje que queremos trasladar son fundamentales para el entendimiento entre ambos, emisor y receptor. 

Asimismo, uno de los puntos fuertes de la comunicación no verbal es la actitud postural. La postura de las piernas, manos y brazos, la sonrisa, la mirada y la distancia corporal son factores clave para que nuestro mensaje no verbal sea entendido y asimilado por la otra persona.

Respecto a la comunicación verbal, en ella se usa el lenguaje y se clasifica en oral, gestual y escrita. Y puede ser directa o indirecta. 

Las diferencias entre estos dos tipos se deben a la proximidad física y los medios utilizados. Pero en ambas, los consejos más utilizados son: 

  1. Utilizar un lenguaje claro y conciso.
  2. Una dicción correcta.
  3. Hablar fluidamente. 
  4. Asegurarse de la comprensión del mensaje. 
  5. Gesticular lo necesario pero no excederse, ya que se puede perder el interés del receptor. 

Resulta de gran importancia el aspecto de la empatía en una comunicación. La capacidad de identificarnos con la persona nos ayudará a comprender sus emociones y sentimientos, con los que podremos decidir el mensaje que queremos y debemos transmitir. 

Quizá te interese: El material que utilizan los rescatadores en playas

Medios utilizados

En cuanto a los medios utilizados para realizar la comunicación en salvamento y socorrismo en playas, podemos encontrarnos con los siguientes: 

  • Silbato.
  • Manos y brazos.
  • Boya o lata de rescate.
  • Walkie-talkie.
  • Teléfonos móviles.
  • Megáfonos manuales.
  • Megafonía ambiente.
  • Banderines manuales.
  • Banderas.
  • Carteles informativos.
  • Señales luminosas.
  • Código morse.
  • Otras…

Es curioso conocer cómo, por ejemplo, con la boya o lata de rescate (según su disposición al mostrarla) podemos enviar un mensaje visual a nuestros compañeros. 

Si mostramos la lata en vertical por encima de nuestra cabeza, el mensaje que enviamos es el de necesitar ayuda. Por el contrario, si la lata la mostramos en horizontal, damos a entender que está todo controlado.

Por otro lado, podemos enviar un mensaje sonoro a través de nuestro silbato. Empleándolo de la siguiente manera: 

  • Un pitido corto, tratamos de advertir a un bañista y le llamamos la atención. 
  • Dos pitidos cortos, llamamos la atención de un compañero para captar su atención. 
  • Un pitido largo, se indica que se va a iniciar un rescate. 
  • Dos pitidos largos, emergencia grave en la que es necesaria el apoyo de los compañeros. 

En este sentido, podemos decir con fundamento que, la comunicación es esencial para el correcto desarrollo y funcionamiento del servicio de salvamento y socorrismo en playas. 

Comunicación alternativa

Actualmente, vemos cada vez más otros medios de comunicación alternativos a lo que hasta el momento se conocía. En estos se fusiona la tecnología e innovación, utilizando drones inteligentes que integran mecanismos de comunicación, pilotados por un profesional cualificado. El propósito final es ponerlo a disposición de los equipos de salvamento y mejorar la calidad del servicio para seguir salvando vidas. 

Por consiguiente, de drones de rescate, innovación y tecnología tenemos mucho que contar, así que, seguiremos hablando más adelante en los próximos posts.

Ponte al día conociendo las características del dron de rescate líder en el mercado, Auxdron LFG.

No te pierdas nuestras últimas noticias en RRSS, y visita los videos de nuestro canal de YouTube.